DESDE LA EXPERIENCIA: CORRER EN BICICLETA NIÑOS TEA

He iniciado una serie de capítulos en el Blog llamados DESDE LA EXPERIENCIA, son experiencias personales de niños con TEA, que pueden dar ideas o ayudar a otros niños a practicar esas mismas experiencias u otras.

Hemos empezado con el deporte de los niños con TEA, todos sabemos la dificultad de realizar deporte, la casi imposibilidad de deportes de equipo y el rechazo de los demás niños y de sus padres a que compartan actividades.

Pero hay que insistir y si no es posible un deporte de equipo pues empecemos con los individuales, que tal la experiencia de correr en bicicleta, pues ha tenido dos etapas.

Cuando el niño es pequeño el aprendizaje es similar a cualquier niño, primero con los ruedines y mas tarde cuando se ve el progreso sin ellos.

Cuando el niño ya circula sin ruedines y empieza a correr más, las soluciones son variadas pero complicadas cuando se trata de circular con un niño con TEA.

Inicialmente, utilizamos caminos más o menos planos para que la dificultad sea pequeña, el camino permite que el niño enfoque su objetivo exclusivamente por ese sendero y si la dicicultud es baja le dará confianza. Rapidamente hay que utilizar otra bicicleta para el acompañante pues de lo contrario se exigira una gran fortaleza física.

Una vez que los caminos controlados queden pequeños, lo mejor es acudir a un gran parque con senderos o caminos asfaltados que permitan una mayor flexibilidad, siempre el acompañante deberá ir al lado o detrás y ocasionalmente delante para indicar el camino, puede utilizar otra bicicleta o bien un patinete eléctrico.

Las mayores dificultades son:

  1. No vamos a estar solos por tanto compartimos el camino con otros usuarios, generalmente mas bicicletas, algún coche u otro vehículo, perros que suelen ir sueltos, por ello hay que estar muy atentos.
  2. El niño TEA no suele seguir instrucciones sino que sigue su instinto, por ello enseñar a frenar es muy importante, inicialmente se hará con los pies pero hay que insistir a pasar al uso de los frenos (ambos).
  3. Tampoco suele ser facil las instrucciones, que deben ser sencillas, cortas y faciles, como frena, para, espera, etc.
  4. Generalmente a la menor dificultad, como una cuesta, el niño se parara, es el momento de ayudarle tanto empujando o incluso andando y llegando a una parte más facil.
  5. Hay que llevar agua es importante, también algún alimento que le guste ya sea fruta o galletas por ejemplo.
  6. Importante llevar casco y acostumbrarle desde el principio. Y si el acompañante lo hace igual mejor, pues ve que es necesario y compartido.

Según avanza en el uso de la bicicleta, consigue confianza, empieza el problema de la velocidad, de las curvas y de los baches a velocidad, hay que hacerle entender que se debe cuidar todos los aspectos de seguridad.

Esta entrada fue publicada en AUTISMO, DIVULGACIÓN. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *