El autismo desde la perspectiva de la psicología: teoría de la mente.

¿Cómo ayuda la psicología a la comprensión del autismo?

Tratar de entender el problema del autismo puede ser algo complejo. En este caso, la psicología constituye una herramienta de gran utilidad para comprender la mente humana y algunas de las conductas de las personas con autismo.

Todas las personas tenemos una explicación natural o una forma de teoría sobre cómo funciona nuestra mente y la mente de los demás.

Desde pequeños intuimos o inferimos que las demás personas tienen pensamientos, sentimientos y estados mentales similares a los nuestros.

Al relacionarnos con la gente de manera cotidiana, hacemos una hipótesis sobre lo que piensan y sienten los demás, lo que nos permite relacionarnos con nuestros semejantes, ya que somos capaces de determinar con cierta probabilidad cuál será la respuesta de otra persona frente a determinado estímulo.

En el fondo, lo que hacemos es tratar de ver las cosas desde una perspectiva semejante a la de la situación en la que se encuentra el otro, lo que permite entender con bastante aproximación qué es lo que lo motiva a actuar de cierta manera.

Es por ello que una de las mejores maneras de entender a un niño con autismo es tratar de ver las cosas desde su punto de vista, así como percibir y sentir el mundo como él/ella lo hace. Pero esto requiere precisamente entender su mundo.

Como padres de un niño/a con autismo, una de las inquietudes más grandes que se tienen remite a la pregunta: ¿Por qué o de qué manera es diferente mi hijo/a de otros niños?

Contestar en qué consiste esa diferencia puede ser una buena manera de empezar a comprender el autismo.

La teoría de la mente ofrece una buena explicación de este trastorno, así como una forma de entendimiento para establecer una relación comprensiva que nos aproxime al niño.

fuente: https://www.clikisalud.net/temas-autismo/el-autismo-desde-la-perspectiva-de-la-psicologia-teoria-de-la-mente/

Esta entrada fue publicada en AUTISMO, DEFINICIONES. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *