EXTRACCION DE CUERPO ESTRAÑO EN NARIZ DE UN AUTISTA

Pedro es un niño autista de 14 años, su comportamiento es muy bueno, es afable y esta generalmente de buen humor, sin embargo, últimamente tiene un extraño comportamiento en cuanto a la introducción de pequeños objetos en su nariz.

No es la primera vez, que a tenido que acudir a servicios de Urgencias de un Hospital para su extracción al ser imposible en casa, el problema surge cuando hay que estarse muy quieto mientras te están introduciendo unas pinzas en la nariz.

Esta operación no suele ser del gusto de ningún autista, lo que supone por tanto intentar inmovilizarlo para que el profesional pueda hacer la intervención con garantías de éxito.

Cuando el niño/a es pequeño la inmovilización suele ser posible muy al pesar del mismo, pero según va adquiriendo fuerza se hace del todo imposible.

Es entonces cuando a pesar de ser muchos en el proceso de inmovilización no suele ser seguro introducir pinzas u otro elemento para extraer el cuerpo extraño, y solo queda pasar a la sedación, esta es la ultima opción pero cuando el niño/a es tiene mucha fuerza quizá es la mas segura e inevitable.

Que ocurre frecuentemente, cuando vas al Servicio de Urgencias generalmente no están habituados a tratar a autistas o incluso no han tratado a ninguno, intentan hacer lo de siempre y no comprenden ni escuchan que lo que pretenden va a ser imposible.

Consecuencia además de provocar que el niño/a sufra una inmovilización que no servirá para nada y que no comprende, que le afecta psicológicamente y lo ve como una agresión, además de eso no consiguen el objetivo.

La solución no es ninguna experiencia agradable, supone pasar por un quirófano, ya que aunque se trate de sedación esta es una anestesia leve, supone quirófano, una vía intravenosa y recuperación.

NUESTRA EXPERIENCIA LA PASADA SEMANA

Acudimos al servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón en Madrid, en torno a las 21:30 horas, después de la espera de turno, el medico que nos atendió paso a la inmovilización, a pesar de prevenir que iba a ser muy complicado o imposible, lo habitual no te creen y piensan que exageras, consecuencia minutos interminables de inmovilización y no funcionaba el extractor a presión o como se llame y que si utilizamos esto u lo otro y mientras inmovilizado el niño para nada.

Después de volver a esperar, nos llaman por segunda vez, esta vez el medico es al menos un Otorrino de urgencias, de nuevo inmovilización y con una pinzas y mucho esfuerzo se consigue la extracción parcial de un objeto (lease espuma de un cojín o algo así, empapado en sangre), el niño después de este segundo trato, sufre una crisis de ansiedad/ataque epilectico, y se desencadena un proceso de autolesiones y todos los asistentes se quedan paralizados y viendo lo que han provocado, con paciencia son sus padres quien calman al niño y en unos largos minutos va relajándose.

Hay que volver pues queda más en el interior de la nariz, nos aconsejan una sedación a primera hora para no volver a la inmovilización.

Nos indican acudir a primera hora 9:00 de nuevo al mismo servicio de Urgencias, incluso en esta ocasión llamamos a AMITEA el servicio de atención a pacientes con TEA (trastorno del espectro autista) pues así nos lo aconsejaron en otras ocasiones (y ahora es horario que pueden ayudar).

Esperamos, varias horas, que si va a ser enseguida, que ahora mismo nos podemos con ello, pero a las 11:30h aproximadamente nos comunican que no va a ser posible, que hay una intervención en el quirófano e imposibilita su uso para otra cosa.

Es increíble para eso nos han hecho esperar más de 3 horas, con un niño autista dando vueltas entre la sala de espera y el garaje, el Jefe de Servicio de Otorrino indica que ni hoy y ya se vera mañana.

Con una gran frustración y la reclamación por medio decidimos acudir a otro Hospital, en esta ocasión al Hospital del Niño Jesús en Madrid, son las 12:00 aproximadamente, en urgencias nos atienden y ante la explicación y experiencia sufrida, nos acompañan al servicio de Otorrinolaringología, allí se intenta una inmovilización rápida en una silla pero rápidamente se decide que será necesario la sedación, se tramita lo necesario y a las 14:30 horas el niño esta despierto con su nariz libre de cuerpos extraños y aliviados.

En conclusión hay un gran desconocimiento del autismo, incluyo a nivel sanitario, no suelen escuchar, solo cuando das con un gran profesional con ganas y con humanidad se resuelve el problema.

Esta entrada fue publicada en AUTISMO, DIVULGACIÓN. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EXTRACCION DE CUERPO ESTRAÑO EN NARIZ DE UN AUTISTA

  1. Josefina Sánchez Gómez dijo:

    Que pena que haya tan poca sensibilidad y desconocimiento en el trato sobre todo por parte del personal sanitario que es un pilar fundamental en la asistencia de estas personas .Hay que seguir insistiendo en la divulgación y conocimiento del autismo para tratar a estas personas como merecen.

  2. Virginia Sánchez dijo:

    Esta claro que buenos y malos profesionales los hay en todas las profesiones, pero en lo referente a la salud, el daño que se puede hacer es muy grave.
    Que haya profesionales con esas carencias en hospitales de referencia como el Gregorio Marañón, no debería estás permitido.
    Suerte con la reclamación, espero que el sistema funcione como es debido y se tomen las acciones adecuadas para que casos como el que os ha sucedido no vuelvan a ocurrir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *