Las Estereotipias en las personas con TEA: Consejos para trabajarlas

Las estereotipias o «stimming» (movimiento repetitivo) son habituales en personas con trastornos del espectro del autismo como medio para calmarse o demostrar que están entusiasmados.

Las personas con autismo tienen todos sus sentidos mucho más sensibles,  lo que sumado a  la frustración que les origina el no poder entender determinadas situaciones y comunicar sus necesidades a los demás puede originar sobre todo dos tipos de reacciones: la rabieta o la estereotipia, aunque también nos podemos encontrar con autolesiones, ecolalias, o autoestimulaciones.

Las estereotipias, que es el tema que nos ocupa, son repetitivas y se trata de comportamientos tipificados que no parecen servir para ninguna otra función que la gratificación sensorial.

Cualquier movimiento repetitivo o «stimming» (como balancearse o aletear manos) hace que la mente se «bloquee» ante los estímulos externos, lo que les proporciona senación de control, placer y relajación.

¿Cómo modificar este tipo de comportamientos?

Hoy compartimos con vosotros algunas indicaciones para intentar reducir este tipo de comportamientos. Como cualquier problema de comportamiento, existen varias estrategias que se pueden emplear.

Los procedimientos para administrar los comportamientos pueden separarse en estrategias “Pro-activas” y Reactivas”. El acercamiento más efectivo es una combinación de ambas.

  • Las estrategias Pro-activas le enseñarán comportamientos alternativos que están diseñados para dar al individuo una satisfacción similar a la de la auto-estimulacion. La identificación del comportamiento de reemplazo debe basarse en la identificación de la función del comportamiento autoestimulatorio y ser lo más parecido a éste, en la medida de lo posible, pero mucho más funcional y adaptativo.
  • Los métodos Reactivos serán diseñados para reducir la estereotipia, disminuyendo o eliminando el reforzamiento, construyendo un coste a la respuesta y proveyendo un refuerzo de comportamientos alternativos.

Otras recomendaciones más concretas podrían ser:

1.- Intentar orientar su atención. Cuando la persona con TEA comience con el «stimming» intenta captar su atención con otra cosa. Por ejemplo si agita las manos o da palmadas, puedes ofrecerle algo que se las mantenga ocupadas. Si le gusta saltar apuesta por un paseo a buen ritmo. Intenta llevar contigo alguno de sus objetos o juguetes preferidos para que pueda servir de distracción en un momento dado.

2.- Proporciona un momento específico de «estimulación». Dedica un «momento de estereotipias» dentro de la rutina diaria de la persona con TEA, enséñale cuándo, dónde y durante cuánto tiempo hacerlo. Esto ayudará a reducir la «estimulación» inadecuada. Por ejemplo cuando tenga sobrecarga sensorial puedes proporcionarle entre 10 y 15 minutos de estimulación. Un buen momento podría ser después del colegio, tras una actividad extraescolar o después de realizar alguna otra actividad.

3.- Intenta reducir los elementos estresantes de su entorno. Muchas veces los comportamientos repetitivos son provocados por situaciones que estresan a la persona con TEA. Debes conocer lo que le pone nervioso e intentar minimizarlo en su entorno. Eliminar las cosas que le estresan reducirá su necesidad de estimulación.

fuente: autismomadrid.es

Esta entrada fue publicada en AUTISMO, DIVULGACIÓN. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Las Estereotipias en las personas con TEA: Consejos para trabajarlas

  1. Hi there, just become aware of your blog via Google, and found that it’s really informative. I am gonna be careful for brussels. I’ll appreciate in the event you continue this in future. Numerous other folks will be benefited out of your writing. Cheers!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *